Morelia

A diez años de una tragedia

A diez años de una tragedia

Por: Oscar Pantoja Segundo

Me acordé de ese 15 de septiembre del año 2008, acudí a la cobertura del Grito de Independencia en mi querida Morelia.

Mi consigna sería captar la verbena, la alegría, el colorido, la “Fiesta” tan esperada por los capitalinos.

El Gobernador en turno Leonel Godoy Rangel sale al balcón y le da seguimiento al protocolo ya marcado, yo me aposté a la mitad de la avenida Madero, a unos pasos de la plaza Melchor Ocampo, todo marchaba sin problemas, tras gritar varias veces el tradicional “Viva México”, el mandatario jala el cordón que conectaba a la campana, la sorpresa fue que se atoró, para disimular sonrió, lo clásico.

Mi lente subió a la campana y fue cuando se escuchó un estruendo, en mi mente dije: “estos pendejos ya se les adelantó la pirotecnia”, no pasaron más de 10 segundos cuando cuando los gritos y el llanto se hacía eco, al ver lo sucedido le dieron instrucción a la banda de tocar y claro, no permitía que los cuerpos de emergencia se dieran cuenta de la magnitud de la tragedia.

En ese momento estaba con mi amigo Alejandro Arrellano, reportero de canal 13, el director de Seguridad Pública en turno, Mario Bautista y quien creen, mi querido “PATO CARREON”, sin pensar corrimos esos 10 metros que nos separaban de la tragedia.

Al llegar entre la jardinera y la fuente el escenario era cruel, cuerpos mutilados, niños heridos, en fin, sangre por todos lados.

Se captaron imágenes fuertes, a mi lado recuerdo que comenzaron a llegar varios compañeros reporteros gráficos, nuestro trabajo desafortunadamente era captar los hechos, hechos que hasta este momento son reportados por los mexicanos, en especial por los michoacanos.

El caos invadió a los asistentes y autoridades, una ambulancia de la Cruz Roja fue la primera en llegar, adicional a los paramédicos de Protección Civil estatal que intentaban atender a las decenas de heridos.

Varios compañeros tomaban sus fotos, mi Pato no podía faltar, el amigo Paco Durán, Nacho de Tv Azteca y su reportera, mi querida amiga Pilar Ruiz, incrédulos sabíamos que teníamos que tener la fuerza para captar la nota sin caer en lo corriente.

Si pensar le marque a mi jefe, Eliseo Caballero, corresponsal de Televisa, literal le dije “Ya valió madre, lanzaron granadas en el Centro”.

De manera simultánea otra Granada a unas calles, igual, muertos y heridos a su alrededor.

En fin, este texto no es para recordar ese cruel momento, sino para denotar que actualmente no tenemos la certeza que en mi querido Michoacán exista un grito sin excesiva seguridad, en mi niñez acudía al grito sin problemas, es más llevaba mi “checo de casa y mis churros sin broncas”, ahora casi te encueran para poder entrar al primer cuadro de la ciudad.

10 años que no veo el apoyo a los heridos, deudos y sobre todo a esos niños heridos que ahora son unos adolescentes.

Comentarios

Related Articles

Close