Cultura

Ate, “denominación de origen” en nuestra mesa

Ate, “denominación de origen” en nuestra mesa

David Miranda/Grupo CB

Basada en la receta de dulce de membrillo, el ate es una golosina producido en distintas regiones del país, cuenta con denominación de origen. La confitería moreliana inició en conventos femeninos tales como la Santa Rosa de Limas.

Las monjas habitantes de la localidad adaptaron las antiguas recetas tradicionales de origen español con ingredientes locales, ya perfeccionada, pasó a la cocina mexicana como uno de los dulces de intensa tradición.

Los ingredientes que se utilizaron para la preparación de esta golosina son: frutas (fresa, durazno, piña, membrillo, guayaba, entre otros frutos) y azúcar. La fruta se vierte en un recipiente para posteriormente retirar la pulpa, esta se coloca sobre un caso agregando la misma cantidad de endulzante, mezclando perfectamente bien cada uno de los insumos.

Finalmente se comprobó la consistencia y textura al desprenderse de la base sobre el que estaba colocado, de esta manera, una de las golosinas más dulces llegó a nuestra mesa.

Comentarios

Noticias relacionadas

Close