Salud

Cómo hacer crecer las pestañas con aceite de argán

Cómo hacer crecer las pestañas con aceite de argán

El aceite de argán tiene una serie de propiedades que son beneficiosas para esta parte de la mirada y, en concreto, para hacer crecer las pestañas. Además, incluso con su aplicación, se puede notar que son menos finas, es decir que también las fortalece y las hace algo más gruesas. Estos son las principales propiedades y beneficios del aceite de argán para hacer crecer las pestañas:

Ácidos grasos no saturados: aportan una gran nutrición para las pestañas, aparte también de hacerlas un poco más gruesas al dotarlas de una mayor resistencia al nutrirlas.

Antioxidantes: el aceite de argán también es rico en antioxidantes. Una característica que no es habitual en los aceites. De hecho, sólo este los contiene. Su función se centra en hacer que las pestañas no se vean afectadas por el paso del tiempo –con la edad se pierden y se hacen más finas-, y se mantengan en perfecto estado.

Vitamina E: aunque su importancia radica en que es un antioxidante como los ya comentados, merece una mención aparte porque es el antioxidante más potente para las pestañas, ya que es un excelente reconstituyente natural.

Para aplicar el aceite de argán en las pestañas sigue estos pasos:

Coge un cepillo para pestañas. Puedes emplear uno de rímel que ya no uses, pero limpio de cualquier resto de máscara de pestañas, o bien puedes optar por emplear un cepillo de dientes que sea para niños. Es importante que tenga un reducido tamaño para que puedas llegar a todas las pestañas sin dificultad.

Moja el cepillo en el aceite de argán. Si has optado por el cepillo tipo rímel, puedes poner el aceite en un recipiente similar al de la máscara de pestañas o bien en uno que te permita empaparlo bien. En el caso de los cepillos de dientes o similares, es mejor poner unas gotas de aceite de argán ya que, al tener más cerdas, utilizarás demasiado producto y no es necesario.

Aplica el aceite de argán sobre las pestañas totalmente limpias. Es decir, deberás haberlas desmaquillado bien –si has utilizado rímel-, o bien lavarlas simplemente con agua para retirar los restos de la contaminación o polución de la calle que se acumula a lo largo del día aunque no nos demos cuenta. Es muy importante que las pestañas estén totalmente limpias para que las propiedades del aceite de argán puedan penetrar bien en ellas.

Deja que se absorba bien por sí mismo y se seque al aire, es decir ni laves tus pestañas ni uses secador ni nada parecido. No obstante, si en algún momento te pica o molesta retíralo con agua abundante e incluso con un poco de desmaquillante para ojos.

Fuente: UnComo

Comentarios

Noticias relacionadas

Close