Michoacán

De nuevo sin clases niños de Michoacán

De nuevo sin clases niños de Michoacán

Por: Redacción.

Dicen las malas lenguas que de nueva cuenta profesores disidentes de Oaxaca, Michoacán y Chiapas realizarán diversas manifestaciones hasta echar abajo la Reforma Educativa.
La lucha de los trabajadores de la educación tendrá como sedes varios puntos de los estados donde los democráticos tienen mayor presencia.

En Oaxaca, cientos de integrantes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores (SNTE) y organizaciones sociales marcharon por distintos rumbos de la entidad en rechazo a la aplicación del examen para ocupar una plaza laboral dirigida a los normalistas. En este caso los profesores causaron severos problemas a la población de ese rincón del país.

Su jornada de lucha por la defensa del normalismo comprende setenta y dos horas de manifestaciones en carreteras, calles y oficinas públicas del estado en contra a la emisión de la próxima convocatoria para presentar el examen de ingreso al Servicio Profesional Docente (SPD), de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La movilización dejará una vez más a miles de niños sin clases. En nuestro estado de Michoacán, la CNTE se pronunció contra la retención ilegal de un grupo de docentes de Chiapas que se trasladaban por el estado para hacer volanteo, tal como los michoacanos hicieron lo mismo hace dos semanas en Sonora.

Hace unas horas el actual Secretario de Educación, Alberto Frutis Solís, sentenció que la evaluación docente se dará a pesar de las inconformidades de los democráticos.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunció que la lucha sindical seguirá los siguientes meses pero no quieren adelantar su plan de lucha, lo cierto es que los que la seguiremos sufriendo seremos los habitantes de la capital.

Los maestros mexicanos sostienen que la reforma educativa impulsada por el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto pone en riesgo su permanencia en el sistema educativo. Es decir, consideran que se trata en realidad de una reforma laboral y de un golpe a la educación del pueblo mexicano.

Por lo pronto los empresarios siguen solicitando a las autoridades estatales poner un alto a este tipo de marchas y plantones que siguen dañando la economía de la entidad.

Por no ponerles un alto a los contantes paros de los profesores las autoridades merecen un abucheo de la población, pero por dejar sin clases a los niños sin medir los daños en el futuro los educadores merecen una rechifla generalizada de la población. Ni modo ya los mordió la víbora.

 

Comentarios

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Close