Nota roja

Dos detenidos por dejar muerta a una chica de 16 años en la puerta de un hospital

Dos detenidos por dejar muerta a una chica de 16 años en la puerta de un hospital

Valentina Urbano tenía 16 años y murió por una “insuficiencia cardiorrespiratoria”. Su cuerpo fue abandonado en la entrada del hospital municipal de Campana por dos hombres que fueron detenidos cuando intentaban escapar. Minutos después de despedir a la adolescente en el cementerio, la mamá salió a aclarar que ella fue la víctima de lo que ocurrió. “Llevaré a la Justicia a los que ensucien su imagen”, advirtió su mamá.

Se habló de todo tipo de excesos. Una amiga de Valentina declaró que habían estado juntas en el departamento de uno de los detenidos, donde la policía encontró más tarde restos de cocaína y cerveza. Así empezaron a circular las hipótesis que involucraban a la adolescente en una “noche de gira” con drogas, sexo y alcohol.

Leé también
Abandonaron a una adolescente muerta en un hospital de Campana
“Mi hija era una chica sana, no consumía ni tomaba, tampoco salía con mayores. Tenía 16 años, era una chica amorosa, la mejor amiga”, aclaró su mamá, Patricia Gallardo, a Clarín. La mujer, madre de cinco hijos, salió al cruce de esas versiones y prometió llevar a la Justicia a quienes sigan ensuciando su imagen. “Ella no estaba en cualquiera”, afirmó.

Gallardo sabía que el lunes a la noche su hija iba a salir con una amiga, pero aseguró que no conocía a los dos hombres que fueron detenidos. “No tengo idea de qué pudo haber pasado, pero no era una chica que causara problemas”, dijo. Lo cierto es que el sueño la venció antes de que Valentina volviera a su casa y recién a la mañana siguiente se enteró de la peor noticia cuando recibió un llamado del hospital.

“Está claro que la engañaron, ella era una piba sana, que disfrutaba la vida como cualquier chica de su edad, pero están diciendo boludeces cuando la relacionan con la droga, el sexo y el alcohol. Puede que la hayan drogado contra su propia voluntad, pero no participó de ninguna fiesta sexual”, manifestó por su parte uno de sus hermanos, Agustín.

El fiscal a cargo de la investigación, Matías Ferreiros, por ahora no descarta nada. No descarta que la hayan abusado sexualmente. Tampoco que haya sido drogada. Mientras se esperan los resultados de las pericias científicas, también tratan de establecer cuál era el vínculo que los detenidos tenían con la víctima y buscan a un tercer sospechoso, al que le dicen “Chapu” Guzmán.

Fuente: Infobae

Comentarios

Related Articles

Close