Llegó el primer Android One a México

ANDROID ONE
Imagen Ilustrativa

Llegó el primer Android One a México.

El Xiaomi Mi A1 no es el primer smartphone con Android One, pero sí el primero en llegar a México, y por supuesto, no será el único. El concepto puede ser algo nuevo para muchos y quizás algo confuso para otros, así que te vamos a explicar en qué consiste este sistema operativo.

Posiblemente, lo que más llama la atención de Android One es el hecho de que es simple, limpio y fluido. Las distintas marcas de tecnología agregan una capa de personalización a sus smartphones, por lo cual, aunque todos son Android, cuando enciendes un Samsung Galaxy luce muy distinto a un Huawei, Sony Xperia o Motorola.

Estas capas de personalización también son conocidas como interfaz de usuario, y gracias a ellas, los fabricantes pueden añadir al software de sus teléfonos herramientas que potencializan su funcionamiento. La forma en la que haces una captura de pantalla, los modos de cámara y las opciones de personalización a través de temas son algunos ejemplos.

En general, resulta muy atractivo tener funciones extras; quizá el único inconveniente es que algunas versiones de capas de personalización pueden hacer que el celular corra un poco más lento. Sobre todo en smartphones de gama media y baja, cuando la capa de personalización es muy pesada y la RAM y el procesador no son muy potentes, es posible notar que algunas aplicaciones tardan en abrir.

Esa siempre fue la intención de Google con la línea de smartphones Nexus: conseguían un fabricante como LG, HTC o Motorola para que fabricara el equipo, y la compañía californiana se encargaban de ponerle el sistema operativo en la versión más limpia. Sin embargo, Android One y la línea Nexus no son lo mismo, pues sus procesos de distribución son distintos, pero funciona como referencia.

Android One corre sobre las versiones de Android que ya conoces, es decir, encontrarás teléfonos Android One sobre Android 7 Nougat u 8 Oreo. La única diferencia es que no están intervenidos por las marcas.

Fuente: Paréntesis

También te puede interesar...